Show simple item record

0000-El señor de la luna y el sol;
El señor de la luna y el sol;
0000-El señor de la luna y el sol

ContributorMaximino Meza Teodoro
Date2008-05-31
dc.date.accessioned2021-07-25T09:36:30Z
dc.date.available2021-07-25T09:36:30Z
Identifieroai:soas.ac.uk:MPI500861
Identifierhttps://lat1.lis.soas.ac.uk/ds/asv?openpath=MPI500861%2523
dc.identifier.urihttps://linghub.org/handle/123456789/1022527
DescriptionTrata de la historia de dos niños huérfanos de padre. Un señor quería casarse con la mamá de los niños pero con la condición de que los matara. Para esto le dijo a la mujer que los metiera en una olla con agua y los pusiera al fuego. Después de cocerlos un buen rato el hombre le ordenó a la mujer tirar la olla porque pensó que los niños ya habían muerto. El hombre se asombró de ver que los niños no estaban muertos así que decidió aventar a los niños al arroyo cuando lloviera para que se ahogaran. Quiso la suerte que los niños se atoraran en unos juncos más adelante donde una bruja los recogió. Se los llevó, los crió y estos fueron creciendo. Un día decidieron jugar e hicieron muchas travesuras con el algodón que hilaba la bruja. Como pusieron de guardia a un pájaro este les avisó cuando la bruja estaba por llegar y se hicieron los dormidos. Cuando la bruja llegó se enojó porque su algodón estaba todo revuelto y tirado. Días después los niños volvieron a hacer lo mismo y esta vez el pájaro que dejaron de guardia ya no pudo avisarles a tiempo y fueron descubiertos por la bruja. Como la bruja se dio cuenta que ya estaban grandes los niños les fabricó un arco y flechas a cada uno y los mandó a cazar animales para comer. Sólo les recomendó que no fueran a cazar a cierto lugar a cazar. Los niños platicaron entre sí y un día decidieron ir a cazar a ese lugar. Se encontraron con un nido y le dispararon. Era un tecolote que les pidió que no lo mataran porque les iba a contar algo. El tecolote les contó que ahí cerca vivía un venado que era amante de la bruja y que constantemente le llevaba de comer. También les dijo que ese venado no era bueno sino que era el diablo. Enseguida, los hermanos fueron y mataron al venado, lo pelaron y la piel la cosieron y la llenaron de avispas, abejas y todo tipo de insectos ponsoñozos. Luego lo pararon en un lugar elevado, recogieron la carne y se fueron. Llegaron con la carne y se la entregaron a la bruja. Ésta presintió que habían matado a su amante y les preguntó si no habían matado al venado del monte donde les había prohibido ir. Ellos contestaron que no. Enseguida puso algo de caldo y se fue al monte a dejarle de comer a su amante. Como el venado no respondía a su llamado la bruja llegó y le dio una cachetada y las avispas salieron y le picaron. Se fue rodando hasta el río. Enseguida, los muchachos se fueron a vivir a otra parte donde construyeron una casa. De pronto pasó un fuerte viento que arrancó la casa de la bruja y fue a pedir asilo a casa de los muchachos. Éstos le dieron asilo pero uno de ellos se metió con la bruja y enseguida se fueron del lugar. Caminaron mucho y al final vieron dos luces brillando a lo lejos. Cuando se acercaron se dieron cuenta que eran los ojos de una gran serpiente. Lucharon contra la serpiente y la mataron, enseguida le quitaron los ojos y el hermano mayor los dio a guardar a su hermano menor. Después de mucho caminar el hermano mayor decidió que debían separarse. Para esto, él se llevaría la luz más brillante y su hermano menor la luz más débil. Entonces, el hermano mayor se convirtió en sol y el menor en luna. Así fue cómo se crearon el sol y la luna a partir de dos hermanos que fueron abandonados para morir.
Formataudio/x-wav
PublisherJonathan Amith
SubjectYoloxochitl Mixtec
TitleEl señor de la luna y el sol
Title0000-El señor de la luna y el sol
TypeAudio
dcterms.contributorMaximino Meza Teodoro
dcterms.coverageMexico
dcterms.date2008-05-31
dcterms.descriptionTrata de la historia de dos niños huérfanos de padre. Un señor quería casarse con la mamá de los niños pero con la condición de que los matara. Para esto le dijo a la mujer que los metiera en una olla con agua y los pusiera al fuego. Después de cocerlos un buen rato el hombre le ordenó a la mujer tirar la olla porque pensó que los niños ya habían muerto. El hombre se asombró de ver que los niños no estaban muertos así que decidió aventar a los niños al arroyo cuando lloviera para que se ahogaran. Quiso la suerte que los niños se atoraran en unos juncos más adelante donde una bruja los recogió. Se los llevó, los crió y estos fueron creciendo. Un día decidieron jugar e hicieron muchas travesuras con el algodón que hilaba la bruja. Como pusieron de guardia a un pájaro este les avisó cuando la bruja estaba por llegar y se hicieron los dormidos. Cuando la bruja llegó se enojó porque su algodón estaba todo revuelto y tirado. Días después los niños volvieron a hacer lo mismo y esta vez el pájaro que dejaron de guardia ya no pudo avisarles a tiempo y fueron descubiertos por la bruja. Como la bruja se dio cuenta que ya estaban grandes los niños les fabricó un arco y flechas a cada uno y los mandó a cazar animales para comer. Sólo les recomendó que no fueran a cazar a cierto lugar a cazar. Los niños platicaron entre sí y un día decidieron ir a cazar a ese lugar. Se encontraron con un nido y le dispararon. Era un tecolote que les pidió que no lo mataran porque les iba a contar algo. El tecolote les contó que ahí cerca vivía un venado que era amante de la bruja y que constantemente le llevaba de comer. También les dijo que ese venado no era bueno sino que era el diablo. Enseguida, los hermanos fueron y mataron al venado, lo pelaron y la piel la cosieron y la llenaron de avispas, abejas y todo tipo de insectos ponsoñozos. Luego lo pararon en un lugar elevado, recogieron la carne y se fueron. Llegaron con la carne y se la entregaron a la bruja. Ésta presintió que habían matado a su amante y les preguntó si no habían matado al venado del monte donde les había prohibido ir. Ellos contestaron que no. Enseguida puso algo de caldo y se fue al monte a dejarle de comer a su amante. Como el venado no respondía a su llamado la bruja llegó y le dio una cachetada y las avispas salieron y le picaron. Se fue rodando hasta el río. Enseguida, los muchachos se fueron a vivir a otra parte donde construyeron una casa. De pronto pasó un fuerte viento que arrancó la casa de la bruja y fue a pedir asilo a casa de los muchachos. Éstos le dieron asilo pero uno de ellos se metió con la bruja y enseguida se fueron del lugar. Caminaron mucho y al final vieron dos luces brillando a lo lejos. Cuando se acercaron se dieron cuenta que eran los ojos de una gran serpiente. Lucharon contra la serpiente y la mataron, enseguida le quitaron los ojos y el hermano mayor los dio a guardar a su hermano menor. Después de mucho caminar el hermano mayor decidió que debían separarse. Para esto, él se llevaría la luz más brillante y su hermano menor la luz más débil. Entonces, el hermano mayor se convirtió en sol y el menor en luna. Así fue cómo se crearon el sol y la luna a partir de dos hermanos que fueron abandonados para morir.
dcterms.formataudio/x-wav
dcterms.identifieroai:soas.ac.uk:MPI500861
dcterms.identifierhttps://lat1.lis.soas.ac.uk/ds/asv?openpath=MPI500861%2523
dcterms.publisherJonathan Amith
dcterms.subjectYoloxochitl Mixtec
dcterms.titleEl señor de la luna y el sol
dcterms.title0000-El señor de la luna y el sol
dcterms.typeAudio
CoverageMexico


Files in this item

FilesSizeFormatView

There are no files associated with this item.

This item appears in the following Collection(s)

  • OLAC
    Main data from the OLAC dataset

Show simple item record


Copyright  © 2020 All Rights Reserved by Prêt-à-LLOD Project.

Horizon 2020

This project has received funding from the European Union's Horizon 2020 research and innovation programme under grant agreement No 825182.